Hematoma Auditivo en Gatos: Causas Y Tratamiento

También conocidos como otohematomas, los hematomas auditivos son una acumulación de líquido sanguinolento en el oído. En concreto, la sangre se acumula entre el cartílago de la oreja y la piel provocando inflamación. Existen diversas causas de hematoma auditivo felino, tanto primaria como secundaria. Por ejemplo, una causa primaria puede ser un traumatismo directo en el oído y una causa secundaria puede ser el resultado de una reacción alérgica. Pueden ser bastante dolorosos para el perro, pero en la mayoría de los casos se consideran tratables. Esto dependerá de la causa subyacente. El tratamiento es variado, pero incluye cirugía en la mayoría de los casos.

Aprender más acerca de hematoma auditivo en gatos con Wiki Animales. Analizamos con mayor detalle las causas, los síntomas y el tratamiento del hematoma de oído en gatos, así como lo que se puede esperar en términos de diagnóstico y pronóstico.

¿Qué es el hematoma auditivo en gatos?

El otohematoma es un proceso inflamatorio que afecta al pabellón auricular o lámina cartilaginosa de la oreja. A diferencia de muchos otros tipos de inflamación, el hematoma auditivo se debe a la acumulación de sangre dentro de la oreja del gato (un tipo de seroma). Secundaria a esta acumulación de sangre, se produce una inflamación en la cara interna del pabellón auricular que tiene un aspecto suave, fluctuante y bien definido. Parece como si hubiera una bolsa suave al costado de la oreja del gato.

Es un problema más común en perros que en gatos y es independiente del sexo, raza y edad. El origen de la sangre acumulada pertenece a las ramas de la arteria auricular mayor presente dentro del cartílago de la oreja. Cuando se desarrolla, suele resultar dañado o fracturado por el rascado intenso o brusco del gato. Esto es consecuencia de los procesos dolorosos o pruriginosos que puede sufrir el gato durante un hematoma auditivo.

Conoce más sobre esta afección en caninos con nuestra guía sobre hematoma auditivo en perros.

Síntomas de un hematoma auditivo en gatos.

Es probable que primero detectes un hematoma auditivo felino porque observas que tu la oreja de gato está hinchada. Esto se debe a que se manifiesta como un bulto blando en la oreja del gato debido a la acumulación de sangre que puede ir acompañada de otro líquido. La oreja del gato se sentirá caliente al tacto debido a la sangre que contiene. Si se permite que el hematoma se desarrolle lo suficiente, provocará fibrosis. Esto significa que comenzará a endurecerse y a volverse más firme al tacto.

Quizás te interese:  Mi Perro Comió Tylenol De 500 Mg: Toxicidad Por Paracetamol

Los signos clínicos asociados con el otohematoma en la especie felina incluyen:

  • Dolor
  • Rascarse o temblar la oreja
  • Lateralización del lado de la cabeza del oído afectado (es decir, inclinado hacia un lado)
  • Movimientos de cabeza debido a irritación, picazón o dolor.

Cuando el otohematoma en gatos es grande, podemos ver cómo el gotas para los oídos afectados más que el sano. Esto es algo que puede ocurrir con otros problemas de oído en los gatos.

Causas del hematoma auditivo en gatos.

A pesar de que la causa en sí no está del todo clara, se supone que los hematomas auditivos felinos se producen como consecuencia de la acción de fuerzas externas sobre el pabellón auricular de nuestros pequeños felinos. Estas fuerzas externas consisten en traumatismos directos como sacudidas de la cabeza por querer rascarse debido a:

  • Picor
  • Dolor
  • Irritación
  • malestar intenso

Este acción traumática frecuente termina provocando que los vasos sanguíneos se rompan y la sangre se libere. La sangre comenzará entonces a acumularse en el pabellón auricular, produciéndose el hematoma del oído.

El trauma no es la única causa sospechosa de hematoma auditivo en gatos. Otros procesos que pueden provocar tal inflamación de la oreja del gato incluyen:

  • Alergias: como respuesta a un alérgeno particular, se puede desarrollar otitis en los gatos (es decir, hinchazón de la oreja). Si esto afecta el pabellón auricular, puede provocar una acumulación de sangre y un hematoma auricular.
  • parásitos: los parásitos también provocan una respuesta en el sistema inmunológico del cuerpo, lo que puede provocar inflamación y hematoma auditivo. La irritación provocada por parásitos externos puede provocar un rascado que provoca un traumatismo. Los parásitos del oído comunes en los gatos incluyen Otodectes cynotisácaros que pueden infestar el oído debido a una mala higiene y otros problemas.
  • Cuerpos extraños: pequeños cuerpos extraños incrustados, como ramitas pequeñas, plantas puntiagudas o cristales rotos, pueden incrustarse en la oreja del gato. Esto puede provocar que el gato se rasque la oreja repetidamente debido a la irritación que le provoca.
  • Patologías internas: ciertas enfermedades pueden provocar fragilidad vascular. Dado que los hematomas son causados ​​por la fuga de sangre en lugares que no debería, una enfermedad puede hacer que los vasos sanguíneos del oído se rompan y se inflamen.
  • Inmunidad disminuida: ya sea debido a un trastorno inmunológico subyacente como causa, puede predisponerlos a problemas como el hematoma auditivo secundario.

Quizás te interese:  Raquitismo en Gatos: Síntomas Y Tratamiento

Diagnóstico de hematoma auditivo en gatos.

Diagnosticar un hematoma auditivo es relativamente fácil. La hinchazón será evidente y la textura de la oreja puede alertar al veterinario sobre el problema. Además, la sangre es más oscura que la mayoría de los otros fluidos corporales, por lo que probablemente podrán verla a través de la fina piel de la oreja de un gato. Si el gato ha estado rascándose excesivamente, también puede haber evidencia de la marcas en su piel lo que puede indicar un posible hematoma.

Para confirmar diagnóstico de hematoma auditivo en gatos, basta con obtener una muestra del líquido inflamatorio aspirando una parte del oído. Cuando el líquido rojizo corresponde a un seroma rico en fibrina y sangre, se diagnosticará como hematoma. Si notas alguno de los síntomas de hematoma auditivo en gatos mencionados anteriormente, acude inmediatamente a un veterinario. Existen otros procesos inflamatorios como los tumores que pueden provocar bultos debajo de la piel de un gato, pero sólo un profesional cualificado puede diagnosticarlos de forma concluyente.

Hematoma auricular en gatos - Causas y tratamiento - Diagnóstico del hematoma auricular en gatos

Tratamiento del hematoma auditivo en gatos.

Una vez diagnosticado por el veterinario, perfilará las posibles Opciones de tratamiento para el hematoma auditivo en gatos.. El tratamiento puede ser médico o quirúrgico, aunque lo más habitual es este último. Por este motivo, no existen remedios caseros para el hematoma auditivo en gatos.

En cuanto al tratamiento médico, un hematoma leve se puede drenar mediante aspiración. Esto es cuando un instrumento de punción perfora el área hinchada para extraer la sangre. Luego se colocará un vendaje compresivo en el sitio de aspiración. Se utilizarán tratamientos farmacológicos para evitar una mayor acumulación de sangre. Esto incluye el posible uso de corticosteroides. Si las recurrencias son frecuentes, requerirán cirugía.

Quizás te interese:  Causas De La Inflamación De Los Ganglios Linfáticos en El Cuello De Mi Perro

Intervención quirúrgica del hematoma auditivo en gatos.

La cirugía suele ser la mejor opción para cualquier tipo de hematoma auditivo felino. Consiste en eliminar el contenido líquido y evitar recurrencias. También debería devolver la oreja a su aspecto original a medida que la hinchazón disminuirá.

Existen varias técnicas como:

  • Drenaje pasivo con drenaje Penrose
  • Drenaje activo
  • láser de CO2
  • Sutura de biopsia por punción intradérmica con puntos simples
  • Incisión en forma de S con suturas escalonadas después del drenaje.

La última opción es la más utilizada. El sutura en forma de S Permite un drenaje más profundo de la zona. Requerirá una limpieza profunda del oído externo y del canal auditivo.

Cualquier fibrosis También debe retirarse para evitar la retracción del cartílago de la oreja. Sin su extracción, podría provocar que se caiga alguno de los puntos que se dan en la cirugía. Se aplica una esponja suturada temporal en el interior del pabellón auricular, presionando y succionando la zona afectada, que se retirará unos días después del procedimiento.

Este tratamiento va acompañado de un cuello isabelino para evitar que el gato toque la zona y tratamiento con analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos para infecciones secundarias. La higiene general del oído es importante, algo que podrás conocer con más detalle con nuestra guía para limpiar los oídos de un gato.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Hematoma auditivo en gatos: causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Problemas de la piel.

Bibliografía

  • Harvey, A. y Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de medicina felina. Ed. Sastre Molina, SL L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, ​​España.