Trastorno Vestibular en Perros

No todos los perros tienen el mismo nivel de equilibrio, pero todos mantienen su equilibrio utilizando las mismas estructuras anatómicas. Cuando vemos que un perro tiene extremidades fuertes y un cuerpo musculoso, a menudo asumimos ciertos niveles de equilibrio y agilidad. Pero gran parte de lo que hace que un perro sea capaz de mantener y controlar el movimiento es gracias al sistema vestibular. Este sistema tiene tanto que ver con el oído como con las extremidades del perro. Cuando algo afecta la sistema vestibular en perros, no sólo afecta su equilibrio y orientación. Puede afectar gravemente a muchos de los sistemas de su cuerpo.

En Wiki Animales analizamos trastorno vestibular en perros. Entendemos las causas, los síntomas y el tratamiento de diversos problemas relacionados con el síndrome vestibular para poder salvaguardar mejor la salud y el bienestar de nuestro perro.

¿Qué es el trastorno vestibular en perros?

El sistema vestibular es el que permite a los perros mantener equilibrio y orientación espacial. Sin él, el animal sería incapaz de mantener la coordinación y controlar su movimiento. Está estrechamente relacionado con el sistema auditivo ya que forma parte de la estructura interna del oído. Está compuesto por las siguientes partes:

  • Nervio vestíbulo-coclear: sirve como conexión entre el oído interno y el sistema nervioso central.
  • Núcleo vestibular: colección de neuronas ubicadas en el nervio vestibular del tronco del encéfalo que se utilizan para enviar señales.
  • Canales semicirculares verticales: tubos tanto anteriores como posteriores que ayudan a proporcionar una sensación tridimensional.
  • Músculos del globo ocular: se envían señales al globo ocular para mantener el equilibrio.

Todas estas partes del cuerpo de un perro están conectadas e implicadas en la tarea de facilitar el movimiento y la orientación del animal. Este sistema permite a los animales mantener la conciencia espacial, el equilibrio, la orientación y la postura. Cuando este sistema no funciona por cualquier motivo, nos referimos a un trastorno vestibular, también conocido como síndrome vestibular en perros.

El trastorno vestibular es una señal de que alguna parte del sistema vestibular no funciona correctamente. Esto podría deberse a una enfermedad patológica, un trauma u otros problemas. A veces se lo denomina síndrome porque produce varios síntomas que se presentan en diferentes combinaciones. Los principales tipos de trastorno vestibular en perros son los siguientes:

  • Enfermedad vestibular periférica: surge del sistema nervioso periférico y a veces se lo conoce como sistema nervioso central externo. Esto es causado por un trastorno del oído interno.
  • Enfermedad vestibular central: una forma más grave con su origen en el sistema nervioso central. Afortunadamente, es mucho menos común.
  • Enfermedad vestibular idiopática: en estos casos, no existe una causa clara y los síntomas se desarrollan de forma muy repentina. Puede presentarse por períodos prolongados de tiempo, pero es más común que aparezca y luego desaparezca al cabo de unas semanas sin nunca establecer una causa.

Quizás te interese:  Proceso De Curación De La Incisión De Esterilización De Gatos

En la mayoría de los casos, la forma periférica muestra rápida mejora y recuperación si la causa se trata rápidamente. La enfermedad vestibular central es más difícil de tratar y, a veces, no puede remediarse. La forma idiopática no se puede resolver con ningún tratamiento. El tratamiento se basa en el manejo de los síntomas y en ayudar al perro a adaptarse a su nueva condición mientras dure el síndrome vestibular.

Razas de perros predispuestas al trastorno vestibular

Cualquier perro puede desarrollar un trastorno vestibular. Algunos perros están más predispuestos que otros gracias a su genética. Trastorno vestibular congénito en perros Puede presentarse desde el nacimiento, aunque también es posible que los síntomas solo se desarrollen a medida que maduran. Por lo general, los síntomas se presentan a los tres meses de edad.

A pesar de trastorno vestibular hereditario Puede ocurrir en cachorros, los trastornos vestibulares en general son mucho más comunes en perros mayores. En estos casos, se les puede denominar trastorno vestibular geriátrico. A pesar de ello, el trastorno vestibular puede presentarse en perros de cualquier edad o raza. Algunas razas tienen más probabilidades de tener un trastorno vestibular genético. Incluyen:

  • Pastor alemán
  • Caballero
  • akita inu
  • akita americano
  • Cocker Spaniel Inglés
  • Beagle
  • Fox terrier de pelo liso

Descubre más sobre la salud de una de estas razas con nuestro artículo sobre enfermedades comunes del Pastor Alemán.

Causas del trastorno vestibular en perros.

Las causas del trastorno vestibular son muy diversas. Dichas causas suelen producir las diferentes formas de trastorno vestibular en perros:

  • Enfermedad vestibular periférica: las causas más comunes incluyen otitis en perros, infecciones crónicas del oído (tanto del oído medio como interno), limpieza excesiva del oído y traumatismos que provocan la perforación del oído u otros daños.
  • Enfermedad vestibular central: tienden a ser de naturaleza más patológica y pueden incluir afecciones médicas graves como toxoplasmosis, moquillo canino, hipotiroidismo, hemorragia interna, traumatismo por lesión cerebral, accidente cerebrovascular, pólipos, meningoencefalitis o tumores. Ciertos medicamentos también pueden afectar el sistema vestibular del perro, incluidos los antibióticos aminoglucósidos, la amikacina, la gentamicina, la neomicina y la tobramicina.
  • Enfermedad vestibular idiopática: como su nombre indica, no se conoce la causa.

Diversas patologías que afectan al oído pueden provocar un trastorno vestibular en los perros. Obtenga más información con nuestro artículo sobre por qué le duele la oreja a mi perro.

Quizás te interese:  Malta Para Perros – Usos Y Posología

Síntomas del trastorno vestibular en perros

El síntomas más comunes Los tipos de trastorno vestibular en perros son los siguientes:

  • Desorientación
  • Cabeza ladeada o torcida
  • Pérdida del equilibrio
  • Caminando en circulos
  • Dificultad para comer y beber.
  • Dificultad para orinar y defecar.
  • Movimientos oculares involuntarios
  • Mareos, vértigo y náuseas.
  • Babeo y vómitos excesivos.
  • Pérdida de apetito
  • Irritación en los nervios del oído interno.

Estos síntomas pueden aparecer repentina o gradualmente a medida que la condición progresa. Cuando se observa cualquiera de estos síntomas, es muy importante que actuemos rápidamente y llevemos al perro a nuestro veterinario de confianza. Podrán identificar el tipo de síndrome vestibular y determinar el mejor curso de acción. Este es especialmente el caso si están predispuestos por edad o raza.

Descubre otros motivos por los que tu perro puede estar desorientado con nuestro artículo sobre por qué los perros caminan en círculos.

Trastorno vestibular en perros - Síntomas del trastorno vestibular en perros

Diagnóstico del trastorno vestibular en perros.

Como hemos dicho anteriormente, es de vital importancia que llevemos a un perro al veterinario si observamos los síntomas antes mencionados. El especialista realizará un examen físico general antes de realizar varias pruebas diagnósticas para determinar si los síntomas se deben a un trastorno vestibular. Si el perro sigue inclinando la cabeza se puede sospechar de una enfermedad vestibular por lo que observará las orejas tanto externa como internamente.

Si el examen físico no es concluyente, el veterinario realizará radiografías, análisis de sangre, citología, cultivos o cualquier otra posibilidad. Cuando se sospecha enfermedad vestibular central, el veterinario podrá solicitar tomografías, resonancias magnéticas, biopsias, etc. Cuando se hayan excluido todas las demás posibilidades, pero los síntomas se presenten como trastorno vestibular canino, se considerará la afección. considerado idiopático.

El falta de cordinacion y la mala marcha también se conoce como ataxia en perros cuando se trata de un problema neurológico. Dado que el trastorno vestibular a menudo tiene síntomas superpuestos, es importante que el veterinario establezca que estos síntomas no son el resultado de un trastorno neurológico canino.

Tratamiento del trastorno vestibular en perros.

El tratamiento del trastorno vestibular canino dependerá de su forma y presentación de síntomas. Si se conoce la causa, ésta se tratará directamente. También es vital que se manejen los síntomas secundarios para ayudar a nuestro perro a pasar el proceso lo mejor posible.

  • Enfermedad vestibular periférica: como ya hemos comentado, lo más probable es que se trate de una otitis o una infección crónica de oído. El tratamiento más común para la forma periférica suele ser reducir la inflamación de la otitis y tratar las infecciones de oído.
  • Enfermedad vestibular central: el tratamiento también dependerá de la causa subyacente específica. Por ejemplo, el hipotiroidismo en perros requiere los fármacos hipotiroideos adecuados. Los tumores requerirán tratamiento que puede incluir extirpación quirúrgica o incluso quimioterapia para perros.
  • Enfermedad vestibular idiopática: dado que se desconoce la causa, no se puede tratar ni el problema principal ni el síndrome vestibular. Aunque puede durar mucho tiempo, lo más probable es que desaparezca solo al cabo de unas semanas. Aunque decidamos seguir realizando más pruebas para intentar encontrar una causa, debemos centrarnos en hacerle la vida más fácil a nuestro compañero canino.

Trastorno vestibular en perros - Tratamiento del trastorno vestibular en perros

Cuidando a un perro con síndrome vestibular

Durante el tratamiento o si la causa es idiopática, nuestro perro necesitará adaptarse a la vida con trastorno vestibular. Será nuestra responsabilidad como cuidadores ayudarles lo mejor posible y hacerles la vida más fácil.

Quizás te interese:  ¿Es El Peróxido De Hidrógeno Seguro Para Los Gatos?

Si un perro se desorienta y se cae, debemos protegerlo del daño físico. Muchas veces el perro camina como si estuviera borracho, por lo que debemos apartar los objetos de su camino y asegurarnos de que tenga un camino despejado por la casa. También necesitaremos ayudarlos a comer y beber. Podemos darles comida a mano e incluso alimentarlos con jeringa si los síntomas son agudos. Lo mismo podemos hacer con el agua ya que la deshidratación es muy grave. Necesitaremos ayudarles a tumbarse y levantarse en algunos casos. Además, pueden tener problemas incluso para salir a orinar y defecar.

También necesitaremos ayudarlos emocionalmente. El perro será ambos. físicamente y emocionalmente desorientado, por lo que debemos tranquilizarlo con una voz suave, muchas caricias y simplemente estando a su lado tanto como podamos. Sin estas interacciones, el perro probablemente se estresará mucho e incluso podrá volverse agresivo debido a la frustración. Con suerte, esto será temporal hasta que se resuelva el problema.

Siguiendo estos consejos estaremos ayudándole a acostumbrarse a su nueva condición. Poco a poco veremos que empiezan a sentirse mejor y son capaces de hacer vida muy normal. Si el trastorno vestibular es congénito, los cachorros suelen acostumbrarse a su condición, ya que es todo lo que conocen. Aunque pueden tener una vida diferente a la de otros perros, eso no significa que puedan vivir una vida propia feliz y plena.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Trastorno vestibular en perros te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.