Datos Sobre El Elefante Africano De Sabana

Perfil del elefante africano de sabana

El Elefante africano de sabanao Loxodonta Africana, Es la más grande de las tres especies de elefantes y el mamífero terrestre vivo más grande del mundo. Puede alcanzar hasta 4 m de altura y 10 toneladas de peso.

Es una de las dos especies de elefantes del continente africano: el elefante africano de sabana y el elefante africano de bosque. Como sugieren los nombres, las dos especies habitan en áreas diferentes y tienen tamaños muy diferentes, siendo el elefante del bosque significativamente más pequeño.

El elefante africano de sabana, también conocido como elefante africano de sabana, habita en 37 países africanos y se encuentra en hábitats variados que van desde sabanas abiertas y boscosas hasta algunos desiertos y bosques.

La mayoría de la población se encuentra en los países de África meridional y oriental, incluidos Tanzania, Botswana, Kenia, Namibia y Sudáfrica.

Elefante africano de sabana

Descripción general de los datos sobre el elefante africano de sabana

Hábitat: Desde la sabana abierta hasta el desierto. Regiones cálidas y secas; pastizales, áreas con vegetación
Ubicación: Se encuentra en 37 países de todo el continente africano.
Esperanza de vida: Hasta 70 años
Tamaño: Hasta 24 pies de largo y 13 pies de alto en la edad adulta
Peso: Desde 6,600 lbs (hembra adulta) hasta 13,000 lbs (macho adulto)
Color: Gris pálido a oscuro
Dieta: Hojas, corteza, pasto, follaje, raíces y frutos.
Depredadores: Humanos, leones, hienas, cocodrilos.
No. de especies: 1
Estado de conservación: En peligro

El elefante africano de sabana es claramente distinguible debido a su tamaño gigante, orejas muy grandes y al hecho de que sus patas delanteras son considerablemente más largas que las traseras. Estos animales son bien conocidos y a menudo estudiados, y se sabe mucho sobre el tamaño y los grupos de su población.

Quizás te interese:  Delfín Rosado

existen en matriarcal Unidades familiares formadas por elefantes hembras, conocidas como vacas, y sus crías colectivas. La unidad está dirigida por un matriarca, que será el más antiguo y grande del grupo. Varios grupos familiares a menudo se unen para formar un «clan» de, a veces, cientos de elefantes. Los elefantes machos, o machos, son más solitarios y no suelen formar parte de estas unidades familiares, solo interactúan con las familias durante la temporada de apareamiento.

Los elefantes son herbívoros y se alimentará de pastos, follaje, raíces, cortezas y frutos. Durante la temporada de lluvias comerán más pastos que durante la temporada seca. Debido a su enorme tamaño, requieren grandes cantidades de vegetación para sustentar sus cuerpos y, en consecuencia, recorren grandes distancias para pastar y alimentarse durante todo el día. No duermen mucho y pasan mucho tiempo alimentándose o viajando en busca de comida y agua.

Debido en gran parte a los cazadores furtivos en el comercio ilegal de marfil, así como a los conflictos entre humanos y vida silvestre en las áreas agrícolas y a la extensa pérdida o degradación de su hábitat causada por el crecimiento de la población humana, estos gentiles gigantes enfrentan una lucha cada vez mayor por la supervivencia y actualmente están clasificados como en peligro.

A través de una combinación de educación, protección de la tierra, colaboración con agricultores y grupos locales y la creación de «corredores de vida silvestre» para conectar áreas de tierra protegidas, poco a poco se está haciendo más para ayudar proteger y preservar estas increíbles criaturas y garantizar que sigan deambulando por el continente africano durante muchos cientos de años más.

Datos interesantes sobre el elefante africano de sabana

1. El elefante africano de sabana requiere entre 300 y 350 libras de vegetación por día.

Al ser herbívoros, los elefantes requieren una gran ingesta de alimentos por día para generar suficiente energía para alimentar su tamaño gigante. 350 libras de vegetación representan alrededor de 100 veces la ingesta diaria promedio de un ser humano adulto. 1

Elefante africano de Bush comiendo

2. Los elefantes tienen el período de gestación más largo entre los mamíferos.

El período de gestación de una elefanta hembra es de 22 meses. Después de este tiempo dan a luz a una sola cría, lo que significa que la tasa de crecimiento de la población es lenta.

Las crías de elefante pesan hasta 200 libras al nacer y ya miden alrededor de 3 pies de altura. Las hembras de elefante suelen tener una cría cada dos o cuatro años.

La lenta tasa de reproducción combinada con la amenaza de la caza furtiva significa que ha habido una fuerte disminución en el número de elefantes en el continente en los últimos 100 años. 2

3. ¡Las orejas del elefante africano tienen forma de África!

Una de las formas de distinguir al elefante africano de sabana de su primo, el elefante asiático, es identificar las grandes orejas que se parecen a la forma del continente africano.

Quizás te interese:  Arowana

El elefante africano de sabana y el elefante africano de bosque tienen orejas de forma similar, mientras que las orejas de los elefantes asiáticos son más cortas y redondeadas.

Orejas de elefante africano de Bush

4. ¡Sus orejas pueden crecer hasta 2 m!

Pueden crecer hasta 2 mx 1,5 m (6 pies 7 pulgadas × 4 pies 11 pulgadas) y ayudan a regular el calor corporal, ya que contienen grandes vasos sanguíneos y se pueden agitar como un ventilador para crear una brisa fresca.

5. Los incisivos superiores del elefante son los que crecen hasta convertirse en sus colmillos.

Los colmillos de un elefante son dientes grandes y en continuo crecimiento.

Los colmillos del elefante de monte son grandes y se curvan hacia afuera, en contraste con los colmillos del elefante de bosque que son más rectos y crecen hacia abajo.

6. Hay más de 40.000 músculos y tendones en la trompa de un elefante africano de sabana.

¡El baúl es en realidad solo una nariz larga! Es un apéndice muy fuerte y se utiliza para multitud de tareas diferentes: levantar, agarrar, desgarrar y tirar, además de respirar, oler y barritar. La trompa de un elefante adulto es capaz de levantar más de 400 libras de peso.

En la punta de la trompa de un elefante africano, hay dos rasgos parecidos a dedos que pueden usarse para realizar tareas bastante delicadas, como recuperar y manipular objetos pequeños. Esto difiere del elefante asiático que tiene sólo uno de estos «dedos».

También usan sus trompas para aspirar agua, que luego pueden soplar en su boca para beber o rociar su espalda para darse un baño refrescante. 3

Trompa de elefante africano de Bush

7. Los machos con los colmillos más grandes engendran a los más jóvenes.

Tanto el macho como la hembra de la especie tienen colmillos evidentes. Se utilizan para diversos fines, como cavar, arrancar la corteza de los árboles y protegerse.

Los elefantes machos usan sus colmillos para pelear por sus derechos de apareamiento; esta es la razón por la cual los machos con los colmillos más grandes engendran más crías, ya que tienden a ganar las oportunidades de apareamiento con el mayor número de hembras.

Sin embargo, los elefantes con los colmillos más grandes también son los que corren mayor riesgo de ser cazados furtivamente. En consecuencia, los animales con los colmillos más grandes a menudo han sido eliminados de la población debido a esta intervención humana, y ahora se ve que algunos elefantes han nacido con colmillos más pequeños o incluso sin colmillos.

8. Estos animales corren riesgo debido a la pérdida de hábitat y la caza furtiva.

Dadas las grandes cantidades de vegetación y follaje que estas bestias gigantes necesitan para alimentarse cada día, los elefantes necesitan una gran superficie para deambular y alimentarse.

Quizás te interese:  Alpaca

La interferencia humana a través de la invasión de su hábitat y la degradación del medio ambiente está impactando enormemente las vidas del elefante africano de monte y amenazando su propia supervivencia.

A menudo hay enfrentamientos entre los agricultores y la población de elefantes, y los agricultores de subsistencia a veces recurren a herir o matar elefantes para proteger sus cultivos o como represalia por la pérdida de cultivos.

En diferentes zonas han ido surgiendo algunos planes innovadores para permitir que los agricultores y la población de elefantes salvajes coexistan pacíficamente, con algunos resultados positivos. Estas iniciativas han incluido métodos como el cultivo de plantas de chile alrededor de los bordes de los cultivos o incluso el uso de fuegos artificiales para ahuyentar a los elefantes de las áreas cultivadas.

Lamentablemente, la caza furtiva sigue siendo un riesgo real para la población de elefantes. Actualmente, el número de elefantes que se pierden cada año debido a la caza furtiva alcanza un máximo histórico de alrededor de 25.000 pérdidas cada año. Aún queda mucho por hacer para proteger a estas majestuosas criaturas. 4

Elefantes africanos de sabana

9. Los elefantes desempeñan un papel importante en el mantenimiento de su hábitat.

La población de elefantes tiene un enorme impacto en su hábitat a través del uso del agua y la búsqueda de alimento. Por ejemplo, en las estaciones secas, los elefantes utilizan sus colmillos y trompas para excavar lechos de ríos secos y crear abrevaderos de los que otros animales también pueden beber.

Al atravesar bosques y vegetación, crean senderos y senderos que también utilizan otros animales más pequeños, y arrancar árboles y arbustos ayuda a mantener las llanuras más despejadas para animales como la cebra y el impala.

En las regiones de África central, hasta el 30 por ciento de las especies de árboles dependen de los elefantes para la germinación y la dispersión de semillas mediante excreción. Por estas razones, los elefantes son conocidos como una «especie clave» por el papel fundamental que desempeñan en su ecosistema.

Los conservacionistas han observado que si se considera que un área protegida o regenerada es adecuada para los elefantes, también lo será para otros animales como impalas, leones, cebras y jirafas. 5

10. Se ha observado que miembros de una familia de elefantes muestran signos de dolor por sus parientes fallecidos.

A veces se les ha observado regresar a los huesos de elefantes fallecidos durante años, usando sus trompas para acariciar los huesos. 6

Manada de elefantes africanos de Bush

11. Su piel curvada y agrietada ayuda a la termorregulación.

En condiciones de mucho calor, las orejas de los elefantes irradiarán un exceso de calor, lo que permitirá que el elefante se enfríe. Asimismo, su piel arrugada está diseñada para retener agua, con el fin de ayudar a mantener algo de humedad en ambientes cálidos y secos.

12. Los elefantes pueden reconocerse en un espejo.

Esto es algo que muy pocos animales hacen; incluso los perros y gatos domésticos tendrán dificultades para reconocerse a sí mismos y, a menudo, reaccionarán.

Los elefantes son uno de los animales más inteligentes del planeta y han demostrado una notable capacidad para utilizar herramientas, como utilizar ramas para aplastar moscas o rascarse.

También han utilizado piedras para dejarlas caer sobre cercas eléctricas para romperlas y evitarlas sin recibir una descarga eléctrica, y han movido cubos grandes para pararse y alcanzar golosinas. 7

Sirve como un recordatorio más de la inteligencia de estas grandes bestias y de tratarlas con el respeto y la dignidad que se merecen. 8

Elefante africano de sabana

Resumen del expediente informativo sobre el elefante africano de sabana

Clasificación cientifica

Reino: animales
Filo: cordados
Clase: mamífero
Orden: probóscidea
Familia: Elefantidae
Género: Loxodonta
Nombre de la especie:
Loxodonta Africana

Fuentes de hechos y referencias

  1. “Elefante africano”, National Geographic.
  2. “Elefante Africano”, Mundo Vida Silvestre.
  3. (2020), “Elefante africano de sabana”, The Nature Conservancy.
  4. “Mantener amplios espacios abiertos para los elefantes”, The Nature Conservancy.
  5. “Especies de elefante africano ahora en peligro y en peligro crítico”, UICN.
  6. “Elefante africano de la sabana”, World Wide Life.
  7. Ferris Jabr (2014), “La ciencia está presente: los elefantes son incluso más inteligentes de lo que creíamos”, Scientific American.
  8. “Elefante africano de sabana”, Virunga.